La tarima sobre calzada para hostelería está diseñada para ser instalada en cualquier lugar del exterior ya que nos amoldamos a la medida y el espacio requerido.

Leer más...

La función principal de nuestra tarimas es evitar el contacto directo del cliente con el asfalto, ofreciendo de esta manera, una mayor comodidad y seguridad en la terraza para el público; además de un ofrecer una mejor imagen de la terraza y consiguiendo así, un reclamo de atención para cualquier comensal.

Como cada producto que fabricamos, usamos los mejores materiales preparados para el exterior y así poder garantizar una gran seguridad y funcionalidad con el paso del tiempo.

En su composición, el armazón de la tarima está fabricada de acero galvanizado, lacado al horno, aplicado posteriormente, un proceso de zincación y finalmente, lacada al horno a una temperatura de 180 ºC, y la tarima, fabricada de Composite, compuesta de polimeros de alta resistencia y fibras de madera para el exterior con tratamiento antideslizante y su estructura va protegida mediante un acabado azincado, para mantenerse ante la erosión que provoca la intemperie.

Bajo la estructura o armazón, existen unos niveladores que permiten regular la tarima ante los desniveles que se suele encontrar en la gran mayoría de las calles, y llegando a la altura de la acera. 

Encima de la tarima sobre calzada para hostelería, se encuentra el vallado, que cumple la función de protección y privatización del cliente en la terraza. Esta barandilla, al igual que el armazón, esta fabricada en acero galvanizado, aplicado posteriormente, un proceso de zincación y finalmente, lacada al horno a una temperatura de 180 ºC, para evitar así que el color pueda cambiar con el paso del tiempo. 

En Torresman hallará soluciones a su medida. ¡Consúltenos!